[Italia] Inicio del juicio del caso “Scripta Manent” – Declaración Gioacchino Somma

Recibido por correo electrónico. Traducido por Contramadriz.

Al tribunal de Turin

Hoy, así como para todas las futuras audiencias de este juicio en el que se me acusa al lado de mis hermanos, hermanas, pero sobretodo compañerxs anarquistas, no les daré la satisfacción de verme la cara en la sala de este tribunal.

¡Nunca fui a los tribunales donde mi funeral estaba siendo preparado en el pasado y no lo haré ahora!

Soy un anarquista, individualista, anti-autoritario y por encima de todo estoy a favor de la insurrección, que tiene como uno de sus principales objetivos la destrucción de lugares donde se prepara la muerte como éste y las prisiones.

No formaré parte del espectáculo organizado por un juez que, padeciendo calambres de hambre (?), se ha puesto en un rol del Estado que no reconozco, siendo un ciudadano del mundo huyendo de sus fronteras; no estaré allí para escuchar sus delirios ni esperaré hasta el final para oír a alguien juzgarme de ”culpable o inocente”.

Para cualquier Estado autoritario siempre seré ”culpable” porque en la sociedad que yo quiero para ellos no hay lugar, ni sus edificios ni sus instituciones.

No tengo ninguna gana de escuchar la historia del anarquismo por un servidor del Estado que tiene el objetivo de enfatizar en la existencia de lo ”bueno” y lo ”malo”, solamente porque su democracia lo exige.

Hoy, él pide que nos condenen, mañana, cuando su salario baje, pedirá que se condene a los que él considera ”buenos”.

Pero la verdad es solo una: ningún anarquista puede ser nunca ”bueno” para un Estado autoritario.

De lo contrario, tendría que pensar que todos los años que gastaste para conseguir tu jodido título en Derecho y en los que nunca aprendiste el significado de los términos que utilizas.

En un mundo donde la moralidad de sus habitantes está formada, por un lado, por las religiones y por otro, por los secuaces de la ”información” a sueldo de la judicatura, la policía y los cuarteles, creí oportuno forjar un espacio en la web de ”contrainformación”.

Lo hice a plena consciencia de que estaba usando sus medios.

RadioAzione, de la cual soy único fundador y curador, os escupimos a la cara lo que nunca quisisteis oír.

Fue vuestra intención la de dejar espacio dremocráticamente para que sea usado como cebo y atrapar a los peces, pero lo que hice fue sentarme en ese espacio y voltée las ”buenas” mesas contra vosotros.

Si la web de RadioAzione de verdad os molestara, podríais haber dictado una de vuestras “buenas” censuras pero no lo hicisteis; tal vez porque alguien tenía que escribir páginas y páginas de registros judiciales para ganarse el pan y la mantequilla durante unos cuantos años?

O tal vez porque durante seis años habéis estano escuchando o leyendo mis pensamientos a través de un jodido registrados de claves al cual incluso le habéis dado un nombre “Agente Elena”, con quien ella se ha podido inflar otras cuantas facturas para alimentar a otro servidor del Estado?

Pero esa es otra historia… vuestros sucios trucos no me interesan…

Para concluir, porque ya os he dado demasiado espacio para mi gusto:

Declaro que RadioAzione como proyecto es mío, y solamente mío.

Un proyecto en el que, desde que empezó hasta que decidí cerrarlo, siempre he publicado mis “reflexiones” personales e individuales, o aquellas de otrxs compañerxs en el mundo con lxs que tengo afinidad.

Hice todo esto público y legible a través de la web y disponible en la radio; con esto no quiero decir que hice las cosas “a plena luz del día” sino porque era consciente de que además de lxs compañerxs, vosotros andábais escuchando y leyendo, y cuando ya no os beneficiaba porque ya no podíais coger nada de uso para vosotros, llegasteis al punto de sabotear mi línea telefónica cortándome los cables.

No son estos pequeños juegos los que me frustran, ¡sino vuestra miserable existencia!

Con los años, habéis intentado detenerme de muchas maneras: la cárcel, controles bajo arresto domiciliario, amenazas, infiltradxs… etc.

¡Todavía estoy aquí!

¡Ni un paso atrás!

A diferencia de vosotros, he dado un sentido y un propósito a mi vida: ¡la total destrucción del Estado!

Creo que el proyecto de Cruz negra Anarquista es válido siendo llevado porotrxs compañerxs anarquistas con lxs que siento afinidad, y no tuve ningún problema en organizar la presentación de su periódico en Nápoles, y mucho menos en colaborar traduciendo o actualizando su web por un tiempo.

Este inútil espantapájaros no servirá para silenciarme, ni para convencerme de no solidarizarme, crear complicidad y dar apoyo económico a mis compañerxs, hermanos y hermanas, que hoy vostros me priváis de tenerles a mi lado por que los habéis secuestrado en vuestros centros de exterminio repartidos por todo el mundo.

La amenaza de vuestros centros de exterminio no me hará retroceder un milímetro o borrar la convicción que crece en mi más y más año tras año, ser vuestro mayor enemigo, de vuestra fétida y opulenta existencia y de la del Estado-Capital

Por la anarquía, por la insurrección.

Gioacchino Somma