[Italia] Nueva detención en Milán (Recibido por correo electrónico el 14/02/18)

CONTRA TODA CELDA, CONTRA TODA OPRESIÓN

Jueves 8, sobre las 23.30h, en Saronno un compañero y una compañera son
interceptados debajo de su casa por la policía. Los seis agentes de
paisano engrilletan rápidamente al compañero. Instantáneamente los
compañeros le preguntan a la policía qué estaba sucediendo. La respuesta
fue: “Ha habido un atraco y tenemos la matrícula de este coche”.

Una vez requeridos los documentos de identificación los maderos
entendieron que no habían encontrado lo que estaban buscando. Retirados
los grilletes vuelven al coche y se marchan a toda velocidad. La
historia del atraco olía a kilómetros.

Cerca de media hora después en la estación de Milano Cardona son
detenidos cuatro compañeros por una decena de secretas que se lanzan
repentinamente sobre uno de los cuatro inmovilizándole y tratando de
esposarlo. Después de varios minutos de jaleo los maderos consiguen
arrestarlo sin dar información sobre el motivo del mismo y sobre el
lugar a donde iba a ser trasladado.

A las cinco de la mañana los agentes se presentan en casa del compañero
para hacer el registro y solo en ese momento se entiende que ha sido
detenido bajo la acusación de “agresión, lesiones y atentado a la
autoridad” por los hechos del 31 de diciembre en Turín:

“El clásico saludo de fin de año a los presos de la cárcel Vallette esta
vez se ha sido más animado de lo habitual. Entre las casi sesenta
personas reunidas para la ocasión, alguno pensó en concederse la
licencia de usar los cohetes pirotécnicos apuntando a los maderos. Hubo
alguna carga y algún lanzamiento de objetos como respuesta y por lo que
se lee en los periódicos, una policía de la científica (siempre con la
cámara en la mano) resultó herida por un botellazo y se encuentra
recuperándose en el hospital. Una escena no muy habitual que esperamos
que haya conseguido sacar una sonrisa a los presos que estaban asomados
desde sus celdas.”

(extraído de macerie)

Mas allá de lo que le ha pasado a Marcello, la operación les ha afectado
a cinco compañeros de Turín a los que se les ha aplicado medidas
cautelares “divieto di dimora” (prohibición de demora, es decir, no
poder vivir en una determinada zona) y obligación de firmar en
comisaría.

No nos interesa si las acusaciones son verdad o no porque la verdad de
los tribunales no es la nuestra.

Lo que nos importa es que el saludo en la cárcel era como, tantos otros,
un momento de solidaridad a los presos y de lucha contra todas las
jaulas.

Lo que nos importa es que continuaremos luchando contra las cárceles
hasta que ardan todas porque son parte de un mundo que nos oprimen, nos
divide, nos niega libertad. Continuaremos odiando a los maderos porque
son los que todos los días en las cárceles, en las fronteras, en los
barrios tratan completamente de reprimirnos, oprimirnos, dividirnos y
negarnos la libertad.

Si se han llevado físicamente a Cello y estamos separados hasta que
salga, continuaremos llevando hacia adelante las luchas que nos han
unido estos años y que nos seguirán uniendo.

Sabemos bien quienes somos y lo que queremos.

Cello libre. Libertad para todos. Solidaridad con Pise, Julio, Quara,
Salvatore y Paolo.

Para escribir al compañero:

Marcello Ruvidotti,
casa circondariale Lorusso e Cutugno,
via Maria Adelaide Aglietta 35,
10149 Torino