harla debate «Contra la ingieneria genética y su mundo: la reproducción artificial del ser humano»


Detalles de Evento


La reproducción artificial del ser humano, mediante sus diversas formas
(fecundación in vitro, procreación medica asistida…) genera un nuevo
proletariado, sobre todo de mujeres, forzado a alquilar sus cuerpos y
vender los productos que provienen de esto. Fragmentando el cuerpo de la
mujer y convirtiendo algunas de sus partes en mercancias que pueden ser
compradas y vendidas siguiendo la lógica mecanicista y productivista del
sistema tecno industrial,la mujer se convierte en una fabrica de
producir .Transforma a los niños en productos manufacturados,
modificados según los patrones del mercado, el niño es construido en una
fabrica-laboratorio, «made in pipeta», mejorado geneticamente.  No hay
una eugenesia liberal – a pesar de los ricos serán capaces de
satisfacer, en parte, sus caprichos de hijos perfectos. Será una
eugenesia forzada, dictada por los imperativos del estado y la economía.
No hay eugenesia ciudadana, ni » transhumanismo democrático » .
Cualquier crítica parcial de la reproducción artificial del ser humano
será dirigida por los comités de ética y servirá para aceptar lo
inaceptable. La izquierda tecno-liberal – transhumanistas declaradas o
no, filósofos posmodernos… – mantiene
voluntariamente la confusión entre igualdad e identidad biológica,
incluyendo la emancipación política y la abolición de la naturaleza,
Bajo la cubierta del progreso, esta izquierda nutre un proyecto
totalitario: la abolición, a través de la recreación tecnológica, de
todo lo que nace, de todo lo vivo.  Esta izquierda ciber-liberal
tergiversa la lucha por la libertad individual con la disculpa de la
libertad mercantil. Confunde la igualdad política y la uniformización
biológica de los individuos. Sueña con una eugenesia liberal, la
abolición del cuerpo y el útero artificial. Posthumanidad fantástica a
través de la recreación tecnológica de la especie humana. Bajo el
disfraz de la transgresión y la rebelión: la adhesión entusiasta al
tecnocapitalismo.

descarga.jpg