[Análisis] Sobre el process: patria, democracia, independencia, estado

Recibido por correo electrónico:

La oligarquía burguesa catalana, teledirigió el proces de vinaros, a fin de ir seleccionando a jóvenes de clase media-baja, para marcar a fuego en sus cerebros, la catalunya burguesa y sus principios, a la par que introducía el mensaje nacionalista, para que lo propagaran con grandes palabras (patria,democracia,independencia y estado), después los titularon en las universidades, para que luego volvieran con los de su clase ahora ya si falsificados. Estas mentiras vivientes, nada tienen que decir al pueblo obrero, son un eco de la elite dominante y sus aliados la oligarquía burguesa catalana.

La burguesía catalana considera a los obreros, de envidiosos, taimados y perezosos y al lumpen de desquiciados, tarados, perturbados y ladrones, para así justificar la intimidación que ejerce su guardia pretoriana, “los mossos”, la represión que llevan cotidianamente en las calles es bien evidente. Hace gracia que los CIU, si alineen votando con el PP, la impunidad democrática de “los seguratas”; los cuerpos represivos tienen la misión de ir haciendo realidad, que los precarios, marginales, vendedores ambulantes e inmigrantes queden reducidos al nivel de monos superiores, para que la burguesía catalana tenga la coartada para legalizar la impunidad democrática y así tratarlos como a bestias.

Con esa violencia, la élite dominante y su aliada la oligarquía burguesa catalana, trata estratégicamente, en mantener a la clase obrera en actitud de respeto a la jerarquía, y que sufra el desafecto hacia si misma, para ir deshumanizándola a través del paro, la precariedad, la malnutrición y la brutalidad policial.

Desnutridos, enfermos,embrutecidos, atrofiados, y si aun así se resisten al miedo, actuarán los cuerpos represivos, con toda la brutalidad que le da la impunidad legalizada y democrática, y así poco a poco, la clase obrera va cediendo y dejando de ser humanos. La vergüenza, el miedo, la culpabilidad y la falta de autoestima, va quebrando lo mejor del pueblo obrero, a desintegrarlos como personas. Todo se va haciendo con expertos, y entre estos, los jóvenes universitarios falsificados tienen un papel estelar son el instrumento de los servicios psico-sociales de la estrategia de la elite dominante.

El pueblo obrero, golpeado, subalimentado, enfermo, aterrorizado, termina traumatizado y ya no siente empatía por la gente precaria, marginal e inmigrada, y es incapaz de ver a la burguesía, la patria y el estado como sus verdaderos enemigos, y en cambio se somete a la visión de la clase política de los partidos políticos, y comienza a ver al lumpem como gandules,inmorales, ladrones, tarados que viven de cualquier cosa y que solo merecen la represión de la fuerza. Y es aquí donde el pueblo obrero deslumbrado por los títulos universitarios de los jóvenes falsificados, entra en contradicción, y se niega así mismo como proletariado, pero al no ser posible la negación de uno mismo cae en la frustración y en las inacción.

La patria burguesa y el estado demócrata, tienen la necesidad de seguir explotando a los parados, precarios, marginales e inmigrantes y no puede llevar la matanza al genocidio y la servidumbre al total embrutecimiento y atrofia, y en esta contradicción lleva a los obreros a perder el control sobre si mismos, al tener que abandonar lo mejor de ellos sus principios libertarios y encaminarse a su autodestrucción.

El ocultamiento profundo de la rabia de los oprimidos, se convierte en el ultimo reducto de su humanidad, y esa furia contenida, que al no estallar, se gira en redondo y daña a los propios oprimidos, que ahora cegados por la patria y la ilusión de un nuevo estado, tratan de liberarse y se dejan liderar por los jóvenes universitarios falsificados y comienzan a enfrentarse entre si, para de esa forma evitar enfrentarse al verdadero enemigo, y bajo la mirada guasona de la oligarquía burguesa catalana, van acelerar el proceso de deshumanización que querían evitar, e intentan protegerse con barreras sobrenaturales y de cariz religioso de banderas, patrias, estados, a los que no pueden decir no, y de esa violencia que no se atreven a cometer, llega la inducción de los jóvenes universitarios falsificados con sus mensajes repetitivos de grandes palabras,(“patria, democracia, independencia, estado”), para que vayan entrando en trance, un trance que como hecho religioso se convierte en una ilusión contra la desesperanza y la frustración, y los mitos sagrados de la patria descienden sobre el pueblo obrero y lo gobiernan para que interiorice la violencia y la gaste en el trance hasta el agotamiento.

El agotamiento queda reflejado en la foto del honorable verdugo de las retalladas, rodeado de la izquierda(republicana,comunista y radical independentista), desde donde lanza la voz del goverm reaccionario donde los halla, felicitando al pueblo ahora ya no obrero sino patriotero, y anunciando la próxima liberación, que consistirá en mas explotación, mas miseria y represión, eso si amenizado con la musica repetitiva y continua de las grandes palabras (patria, democracia, independencia, estado), para que así los jóvenes universitarios falsificados lo lleven de nuevo al trance y al agotamiento, y la elite dominante se siga perpetuando.